Fundación Williams

Analía Bruno, “Piel de cordero”